http://blogs.murcia.es/santdo/2007/11/20/bartolome-perez-casas-al-completo/

23

01 2016

El director de la Orquesta Filarmónica de Madrid entre 1915 y 1936, Bartolomé Pérez Casas, falleció en la capital de España el 15 de enero de 1956. Había nacido en Lorca (Murcia), el 24 de enero de 1873, desde donde salió aún adolescente para emprender una larga carrera musical como director de importantes bandas militares, como la Real Banda de Alabarderos a la que accedió con 24 años. Fue compositor, catedrático de Armonía del Real Conservatorio de Madrid y director de orquesta. Además de la arriba mencionada, fue el primer director titular de la Orquesta Nacional de España.
Se cumplen, pues, 60 años de la muerte de una importante personalidad del panorama musical español de la primera mitad del siglo XX. Un lorquino y un murciano que dejó un gran legado a nuestra cultura durante los casi 83 años de su fructífera existencia, una larga vida al servicio de la Música.

23

01 2016

03

06 2015

Fragmento de la suite ¡A mi tierra!

Fragmento de la suite ¡A mi tierra! de Bartolomé Pérez Casas llamado “El paño moruno”.



Fuente: http://www.promusicamurcia.com/

07

02 2010

Primeros pasos de la Orquesta Filarmónica de Madrid: Datos de su constitución

La iniciativa de aquel grupo de músicos que en la temporada 1914 se encontraban en el Teatro de la Zarzuela de Madrid para constituirse en una orquesta pudo deberse, entre otras razones, a la percepción del asociacionismo como forma de estabilizar y racionalizar el ejercicio de su profesión y protegerse de eventualidades.
De cualquier manera, tanto ellos como Bartolomé Pérez Casas supieron mantener una serie de compromisos que influyeron en que el proyecto de una formación orquestal estable se hiciese realidad durante muchos años.
Desde su en el invierno de 1914, la Orquesta Filarmónica de Madrid se estructura como “gran orquesta”, con un número de profesores cercano a los 100. Un año después de su presentación (en Marzo de 1915), publica su composición, que permanece prácticamente estable hasta 1918, en que se incorporan más instrumentos, reforzando los existentes: 3 flautines, 1 corno inglés y 1 tuba. El número de componente se estabiliza en torno a los 100 instrumentistas. En 1919, además, se había incluido un clarinete bajo, aunque los componentes son 99. Muchos años después, en 1934, se menciona el oboe, atribuido sin especificar, junto al corno, a tres profesores. Los datos a que me refiero son los proporcionados en diversos programas de mano.
En los primeros años de la Orquesta Filarmónica de Madrid, y durante mucho tiempo, en los ciclos de Conciertos Populares organizados por el Círculo de Bellas Artes, era costumbre dedicar el último de la serie, con el calificativo de”extraordinario”, a beneficio de la Caja Social de la Orquesta. En estos conciertos fue tradición interpretar el primer tiempo de la suite ¡A mi tierra! de Pérez Casas, y que apareciese, en ocasiones, en el programa de mano el listado de profesores agrupados por instrumentos, así como los nombres de los presidentes (honorario y efectivo), de los profesores que componían la Directiva y el del Director.

03

02 2010